DailyPost
close

¿Fue parte de una estrategia política el golpe de Estado frustrado en Guinea Ecuatorial?

El juicio a los autores del fallido golpe de Estado se celebrará en mayo

“Nuestro país Guinea Ecuatorial quiso ser víctima el 24 de diciembre del 2017 de una invasión mercenaria para asesinar al jefe de Estado y a su familia”, declaró David Nguema Obiang fiscal General de la República. El fiscal general de la República de Guinea Ecuatorial, David Nguema Ndong reveló los nombres de los ocho ecuatoguineanos autores del intento de golpe de Estado. Los protagonistas del golpe vieron desbaratada una actuación que pretendía acabar con el régimen de Teodoro Obiang Nguema, presidente de Guinea Ecuatorial desde hace 38 años.

Estos son los nombres de algunas de las personas que intentaron perpetrar el ataque: Bienvenido Ndong Ondo, también conocido como Riki, Martin Obiang Ondo, Rubén Clemente Nguema Onguene, Héctor Santiago Ela Engonga, Onofre Otogo Otogo Ayecaba, Feliciano Efa Mangue, Salomón Abeso y Luis Ncogo, entre otros.

Según informaron fuentes del Gobierno el 28 de diciembre, el plan para eliminar al gobernante iba a ser llevado a cabo por mercenarios de Chad, Sudán y Centroáfrica. Al parecer, un grupo de mercenarios fue detenido en la frontera entre Guinea Ecuatorial y Camerún, concretamente en Kye-Ossi, situado al noroeste de Guinea Ecuatorial y en el extremo sur de Camerún.

Los golpistas, que fueron detenidos con material bélico, estaban preparados para atacar al presidente Obiang, quien se encontraba en el palacio presidencial de Koete en Mongobo disfrutando de las fiestas de fin de año con la familia. Por lo visto, varias personas fueron detenidas en Ambam y Meyo, dos ciudades camerunesas mientras intentaban acceder a Guinea Ecuatorial.

A pesar de que aún quedan muchas incógnitas por descubrir, sí se puede confirmar que los mercenarios fueron reclutados en Chad por Mahamat Kodo, ex miembro de seguridad del presidente de dicho país y cerebro ejecutor del golpe perpetrado en Malabo y Camerún.

Mahamat Kodo fue contratado por el francés, Dominique Calace de Ferluc quien también se hizo con los servicios del militar centroafricano, Diallo. Según afirma el fiscal David Nguema Obiang, Calace de Ferluc habría recibido 500.000 euros por adelantado como pago por la eliminación o expulsión de Teodoro Obiang Nguema. Uno de los motivos que explican esta decisión es que el presidente no tiene intención ninguna de abandonar el poder. De hecho, varios analistas apuntan que solo lo hará cuando esté en el sueño eterno.

El juicio es esperado con impaciencia en Guinea Ecuatorial y en el extranjero para conocer más detalles sobre lo sucedido. El régimen de Malabo ha sufrido varios golpes de Estado, pero nunca había sucedido que se utilizarán a las fuerzas armadas para justificar la veracidad del mismo. Algunos barones del régimen lo aguardan con impaciencia pues temen por su futuro pues pueden aparecer en él como cómplices.

¿Será una estrategia de Malabo para restaurar su imagen tras haber sido acusados de violar sistemáticamente los derechos humanos y de tener un comportamiento antidemocrático como en las elecciones pasadas? ¿O bien se trata de una determinación tomada por los detractores que buscan forma para desestabilizar Guinea ecuatorial?

Fuentes fidedignas a las que ha podido acceder este periódico aseguran que el juicio se celebrará en Bata en el mes de mayo. Además, los implicados que fueron arrestados en Camerún no podrán ser juzgados en Guinea ecuatorial. Ellos responderán por sus actos ante la justicia camerunesa porque no se ha conseguido su extradición a Guinea Ecuatorial por temor a que sean torturados.

Por otra parte, nadie sabe nada del ex embajador de Guinea Ecuatorial en Chad, Enrique Nsue Anguesomo, del que sospechan que estuvo implicado en la operación y que fue detenido el 30 de diciembre 2017 en Ebibeyin y trasladado después à Bata y Malabo.

En Malabo la lucha por la sucesión del presidente Teodoro Obiang Nguema está abierto desde hace mucho tiempo. Por ello, algunos creen que la primera dama y el vicepresidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Nguema Obiang Mangue también estarían implicados en la financiación de este intento de golpe estado ya que ambos consideran que es hora de que Teodoro Obiang Nguema deje el poder a su hijo.

Una opción que todavía no está dispuesto a aceptar el baobab, árbitro, moderador del proceso democrático y padre de la Guinea Ecuatorial moderna, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo.

Al pueblo de a pie, que sufre la pobreza a la que ha sido llevado por un gobierno sin compasión, la noticia del golpe de Estado no le ha interesado demasiado. Sin embargo, los beneficiarios de los ingresos procedentes de la explotación de petróleo y otros recursos, un grupo de personas cercanas al poder, según organizaciones como Human Rights Watch o Transparency Internacional, sí se han mostrado preocupados.

Story Page
Show Buttons
Hide Buttons